Bernardo Ezeta, con su voz conquistó México.

Jungapeo, Mich.- Por más de 35 años ha cautivado a México con su voz; es un hombre feliz con lo que hace, polifacético, espontáneo, alegre, abierto, no perfecto pero si entusiasta. Un hombre que ha vivido la vida que ha querido y ha visto amaneceres que le sorprenden cada día. A pesar de ser un director de orquesta,

su gran anhelo fue ser un maravilloso director de orquesta, pero la vida lo llevó por los caminos de la actuación y la locución documental y comercial; pasiones a las que le dedica su mayor tiempo.

 

Su nombre es Bernardo Ezeta, nacido en Culiacán, Sinaloa; hace 64 años, reside en México y en Jungapeo. En Jungapeo, con alegría y diplomacia invita a entrar a su casa, un refugio rodeado de un gran verdor que inspira paz. Considerado una de las mejores voces de México; es productor musical, locutor y actor. Bernardo Ezeta es un hombre feliz, al que le gusta cómo es, lo que vive, lo que hace y lo que le pasa.

Un artista completo.

Su vida se ha desenvuelto en diferentes campos de las bellas artes. Bernardo Ezeta estudió en la Escuela Nacional de Teatro de Bellas Artes y en ese mismo Instituto, estuvo en el Conservatorio Nacional de Música. “Derivé en la música como arreglista, luego como compositor y finalmente como productor musical. Como productor musical he hecho mucha música para teatro; además de ‘Tierra Firme’.

Tierra Firme fue un grupo de jazz, sobresaliendo dos de los integrantes: Miguel Silva y Bernardo Ezeta. Este grupo tuvo gran impacto en la escena jazzística de México y fue considerado uno de los mejores; ahora, Tierra Firme es una compañía productora, donde se sigue creando música.

En 1988, la Asociación Mexicana de Críticos de Teatro le otorgó el premio ‘Silvestre Revueltas’ por la mejor música original para teatro de ese año, con la obra “Réquiem por un Imperio”, protagonizada por Susana Alexander y Roberto D’ Amico. “Roberto D’Amico decía que era una ópera rock, yo, que era una ópera jazz; géneros diferentes pero complementarios”, dijo Bernardo Ezeta.

Algo que le debe a su trabajo es que ha conocido diferentes lugares del mundo. “Lo mismo me llevaba a Argentina, que iba a Pakistán,  a Japón o a Chiapas. Por fortuna he tenido esa ventaja, por lo que me volví un viajero por más de 10 años”, exclamó.

Respecto a los viajes; también hizo como proyecto de estudio e investigación artística, un recorrido por 42 países en cuatro continentes, por lo que encontró gran parte de su identidad musical viajando y conociendo otras músicas. “Todos los pasajes que atesoré en esos años, me dieron una visión muy panorámica de lo que quería hacer en México, por lo que fue el tesoro y el objetivo logrado”, manifestó el actor.

Maestro del doblaje.

Su voz se ha inmortalizado en películas dobladas al español, por lo que le a dado vida a actores de la talla de Harrison Ford, Alain Delon, Lawrence Fishburne, Tommy Lee Jones, Denzell Washington, Kevin Klaine, Sam Sheppard, entre otros. Uno de los personajes que le ha gustado más, fue cuando dobló la voz del presidente Nelson Mandela  (Morgan Freeman), en la película ‘Invictus’. Otro fue el doblaje que hizo de Edward Bloom, en ‘El Gran Pez’.

En la animación lo que más recuerda es al Comandante Nébula en Buzz Lightyear Comando Estelar: La aventura comienza: sin embargo, uno de los personajes más exitosos fue el de Leon-O en Thundercats. Y en los juegos, el doblaje de Mario Bross.

Su voz también ha quedado plasmada en comerciales de Samsung, Sanyo, Nescafé Diplomat, Televisa, XEW Canal 2,  Graneodín, Gamesa, Chrysler México, Canderel,  y más. “Mucha gente piensa que el doblaje es una actividad subsecuente a la actuación y no, es una especialidad en la actuación”, comentó.

Pese a la experiencia que tiene, cada vez que se presenta en público, cada vez que hace doblajes de voz,  graba una serie o una novela, le dan nervios, mismos que transforma en energía para interpretar los personajes.

Telenovelas que lo han marcado.

En torno a las novelas, es con Televisión Azteca es con quien ha trabajado más. Las más importantes, para su gusto, han sido dos: en 2013 fue ‘Prohibido amar’, con el personaje de Chamán Mundo, quien vivía en una isla misteriosa y se encargaba de volver a la vida -tanto real como psicológica-, al personaje interpretado por Fernando Ciangherotti.

El otro personaje, fue el fiscal Ramiro Iriarte, en la serie ‘La Fiscal de Hierro’, con Iliana Fox, Carlos Ferro, Raúl Méndez, Alejandro Camacho, Álvaro Guerrero y más.  “Fue una actuación especial, pues de ser un crítico feroz contra la fiscal, me vuelvo un personaje conciliador. Ahí descubro la verdad sobre quién es el verdadero culpable, el que estaba tejiendo el mal en la procuraduría”.

Mazahua, una cultura en resistencia.

De los idiomas le gusta el español y el portugués; de lenguas el mazahua. Esto viene por el documental que presentó en Zitácuaro: ‘Mazahua, una cultura en resistencia’,  el cual recoge la riqueza indígena; misma que, a partir de la vida de una persona (Gregoria, de la comunidad Boca de la Cañada), se desarrolla la trama. Trama que da una breve mirada a un pueblo que se resiste a perder una identidad, conscientes de sus valores y riquezas que aportan a la cultura contemporánea.

Hijo adoptivo de Jungapeo.

‘Culichi’, dice que es, pero en los años 1989-1990 quiso ‘sacar a su hijo’ de la Ciudad de México, por la contaminación que tenía; entonces, buscando un lugar para vivir, “en tantas idas y venidas, pasamos por Jungapeo y nos gustó mucho. Compramos un terreno y es lo que ves ahora (su casa). Ya soy hijo adoptivo de Jungapeo”.

El amor es lo que tiene en la vida, la familia es lo que más ama, le encanta la actuación, sigue produciendo música, ama a los perros pues se comunica muy bien con ellos y son una razón de apego con el planeta. La comida le gusta toda la que esté buena. “Yo soy pacífico”, enfatiza.  Admira a Ernesto Ché Guevara y Emiliano Zapata –cada uno en su tiempo-  pues son sus personajes históricos favoritos porque fueron congruentes con lo que hacían y lo que pensaban.

Las personas son universales.

En su ir y venir por México y otros países, lo que le impresiona es que la condición humana es la misma en cualquier sitio. “Somos los mismos aquí y en China: reímos, sufrimos, lloramos…” Para Bernardo Ezeta, la belleza humana, va en cómo las personas se relacionan con sus semejantes; en cómo las personas tratan a los demás y qué es lo que son capaces de aportar.

Lo que le duele, es cómo está el país entero. “Cuando yo regresé de  mis viajes y decidí establecerme en México para crear proyectos, me di cuenta de que, al país que yo regresé es muy distinto al que dejé. Nunca había visto un país que no está en guerra, como si lo estuviera”.

Cuando muera, le gustaría que lo recordaran como es, que las personas que lo conocen o lo admiran, se queden con lo que cada quien quiera tomar.

Finalmente, y después de posar para las tomas fotográficas, Bernardo Ezeta se despide con el grito que identifica a Leon-O: ‘thunder, thunder, thunder, thundercaatss hoooooooooooooooo’.

                                                 

  • Viajero incansable, es hijo adoptivo de Jungapeo.
  • Conocer diversos países lo hizo amar, más, a México.
  • Su voz le da vida a Leon-O en Thundercats, el personaje más emblemático; además de decenas de comerciales.

 

Last modified on Jueves, 04 Enero 2018 09:11
Rate this item
(0 votes)

Media

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

Estreno Musical

...
Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

Ingresar

Hay 156 invitados y ningún miembro en línea

Sin imágenes

 

 

Copyright © 2017 www.MiJungapeo.com.MX. Todos los derechos reservados.
Pagina Web Diseñada por MiJungapeo.com.mx